La Terapia Conductual Integrativa de Pareja (TCIP) hace hincapié en que las personas acepten patrones de comportamiento considerados como inadmisibles en sus parejas. Su aproximación práctica está intrínsecamente marcada por la Terapia de Pareja Conductual Tradicional, pero complementada con el componente de aceptación emocional que representa una forma de vislumbrar las dificultades de la pareja como un medio a través del cual se puede encontrar una mayor cercanía e intimidad con la persona. El terapeuta tiene la función de ayudar a los sujetos a adquirir una visión más completa del comportamiento de su pareja, renunciando a la idea que las diferencias que existen entre ambos no son tolerables y que por consiguiente, la única solución sería el cambio. La TCIP es una propuesta que brinda una visión integral de la conducta de las personas dentro de la pareja, partiendo del enfoque contextual, en el que se hace un análisis funcional de las variables controladoras que se encuentran determinando la conducta problemática, para que a partir de manipulaciones en las condiciones antecedentes o en las condiciones consecuentes al comportamiento o en su defecto la conducta misma, se pueda alcanzar el bienestar dentro de la relación de pareja).

Artículo: Terapia Conductual Integrativa de Pareja (PDF, 156Kb)